16.08.06

Como agravar el problema habitacional

por Larry Correo electrónico  664 palabras

¿Recuerda usted que hace un par de meses reseñaba yo acá la brillante idea de congelar los bienes a las víctimas de secuestro, como forma de disuadir a los secuestradores? Si no lo recuerda, vaya y léalo. El nuevo producto de la brillante inteligencia revolucionaria es la propuesta de un par de consejales metropolitanos de decretar la "inamovilidad inmobiliaria", como forma de resolver el problema habitacional.

La idea sería más o menos así: usted es propietario de un inmueble, digamos un apartamento. Usted le alquila el mencionado apartamento a una familia. A partir de este momento usted estaría obligado para siempre a no botarlos a la calle como unos perros, es decir, se le prohibiría a usted recuperar la propiedad que le pertenece y que los inquilinos aceptaron voluntariamente ocupar durante un período finito de tiempo, de acuerdo a un cierto contrato. Ni los términos del matrimonio son tan draconianos y ya eso es bastante decir.

Lo peor, es que tal medida no solucionaría, sino que agravaría el problema habitacional. ¿Pero qué es el problema habitacional? El problema habitacional es un desbalance crónico entre la oferta y la demanda de vivienda. Hay siempre más gente buscando casa, de la que existe en el mercado. Pero si a usted le prometen que, pase lo que pase, no va a ser capaz de desalojar a un inquilino, ¿alquilaría usted en primera instancia? ¿Construiría usted un edificio si supiera que no va a poder recuperarlo jamás, una vez que cometa el error de ponerlo en alquiler? Claramente, los propietarios buscarán formas de protegerse ante tales eventualidades, por ejemplo, siendo más selectivos y más estrictos a la hora de aceptar inquilinos, lo que se traduce en una reducción de la oferta efectiva de inmuebles.

Si a la "inamovilidad inmobiliaria" se le agrega el control o congelamiento de las rentas, se agrava el problema desde el ángulo opuesto, el de la demanda. Al fijar los precios por debajo de lo que el mercado establecería estando en libertad, más personas buscarán vivienda en el área particular donde el control sea efectivo, precisamente donde la oferta es escasa. Además, al fijar los precios, el mecanismo natural de ajuste del mercado se ve impedido (véase: Socialismo energético o por qué no hay escasez de vino), evitando así que los empresarios descubran eficientemente cuáles son las áreas más rentables (que prometen mejores ganancias) y que necesitan una mayor inversión de capital en la construcción de nuevas viviendas.

La propuestas del par de parásitos metropolitanos agravará aun más el problema ya existente. Como siempre, su afán de "ayudar a la gente" producirá los efectos contrarios y en vez de ayudar, joderán a la gente que busca una casa o apartamento.

La mejor solución sería eliminar todos los controles de precios existentes, todas las regulaciones y restricciones que impiden el desenvolvimiento natural del mercado (tales como ordenanzas de zonificación, permisología y requerimientos arbitrarios de seguridad), la prohibición de cobrar los alquileres en cualquier moneda extranjera, liberar las tasas de interés para que estas reflejen las verdaderas preferencias temporales de la población y no los caprichos de los burócratas del banco central (tasas artificialmente bajas aumentan la demanda) y liberar a los bancos para que estos puedan decidir qué fracción de su cartera crediticia debe ser dedicada a los préstamos inmobiliarios (los bancos son obligados a dedicar una fracción fija de su cartera crediticia al sector inmobiliario, con lo que se les obliga a prestar a cualquier solicitante, independientemente de las credenciales que este tenga, lo cual nuevamente aumenta la demanda).

En pocas palabras, la solución es sacar al gobierno del negocio inmobiliario.

Me voy a sentar a esperar que los candidatos de la "oposición" propongan algo siquiera parecido.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

2 comentarios

Comentario De: Javier G [Visitante] Correo electrónico
Javier Gjeje,

bueno, eso de la inamovilidad es una manera de disfrazar una 'reforma urbana'. La idea es eliminar los alquileres, pues se asume que los propietarios son unos capitalistas salvajes, y darle la ventaja a los pobres ocupantes. Eso de que la cosa no funciona es un detalle, y la culpa la tienen los capitalistas por no producir mas casas...

por cierto, han visto que hay un website para hacer permuta de viviendas en Cuba???

http://www.sepermuta.com/
16.08.06 @ 18:19:10 -0430 VET
Comentario De: Klaus Meyer [Visitante] Correo electrónico
Klaus MeyerOtra consecuencia sera que los que busquen alquilar tendran menos cosasa su favor. Ante el absurdo de alquilar bajo esas condiciones proliferaran los comodatos, que permiten un desalojo mucho mas facil que los contratos de alquiler.
22.08.06 @ 15:52:17 -0430 VET
blogging software

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!