01.07.09

En Argentina, socialistas derrotan a socialistas

por Larry Correo electrónico  367 palabras

Con todo el brollo hondureño, las elecciones parlamentarias en Argentina pasaron un poco por debajo de la mesa. La chavecista presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, salió derrotada, perdiendo el control del poder legislativo y su marido, el ex-presidente Néstor Kirchner, perdió por estrecho margen en su intento por conquistar un puesto de diputado al congreso.

Sin embargo, además de la pequeña satisfacción que puede uno sentir al ver a una subordinada de Hugo Chávez recibir una paliza política, es poco lo positivo que puede salir de esta elección para los argentinos, que decidieron castigar a los socialistas en el poder votando a sus contrincantes socialistas, en una muestra más de que los latinoamericanos sufren del mismo problema: locura democrática, la práctica de intentar resolver los problemas implementando las causas de los problemas como pretendidas soluciones.

Respecto a este tema, en particular el caso argentino, será mejor darle la palabra a un colega sureño que escribe desde El Opinador Compulsivo, "Blogovido" nos cuenta que

Por desgracia, todos los candidatos representan visiones del país casi indistinguibles, todas orbitando con gran cercanía a la “Doctrina Nacional Justicialista” que ya era antigua y estaba desacreditada en el mundo en 1946.

El último candidato “razonable”, Ricardo López Murphy, fue barrido a un ignominioso y lejano quinto puesto en 2007 y hoy no pasa de un comentarista más en la TV por cable. Una catarata de votos en contra de la república, del debate, de la Constitución Nacional y en favor del clientelismo, del centralismo, del corporativismo y de la mediocridad, representados en la triste figura de la cónyuge de un presidente de bajísimo nivel, le pasó por arriba al bigotudo y desdichado economista platense (...)

Los candidatos se pelearon por el título de estatista en jefe (salvo la honorable excepción de Mauricio Macri, que no era candidato). Según parece, las encuestas revelan que un 80% de los argentinos considera que YPF debería de ser estatizada (no me sorprendería para nada que esto fuese cierto y que la cifra se esté quedando corta).

Ante este panorama, la Argentina tiene por delante un mínimo de varias décadas de una decadencia matizada con entretenidos desastres cada lustro.

Como diría Yogi Berra, esto parece un déjà vu all over again.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

Todavía no hay reacciones

powered by b2evolution free blog software

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!