10.05.10

Una curita (band-aid) de 750 millardo de euros

por Larry Correo electrónico  516 palabras

¡Vaya fin de semana!

Hubo movimiento en el frente de la crisis financiera, y todo el movimiento que hubo fue para empeorar la situación, como era de esperarse cuando hay políticos involucrados en cualquier problema.

A manera de ultra-resumen:

  1. Ambas cámaras del parlamento alemán aprobaron el paquete de ayuda a Grecia el viernes y el presidente firmó la ley el mismo día.
  2. Un grupo de académicos introdujo el mismo viernes una demanda de inconstitucionalidad, la cual fue rechazada por el tribunal constitucional el sábado.
  3. El domingo, los ministros de hacienda de los países miembros de la unión monetaria acordaron poner a disposición de Grecia y el resto de los países "PIIGS" la bicoca de 750 millardos de euros.
  4. El Banco Central Europeo anunció que comenzará a intervenir fuertemente en los mercados de deuda pública y privada, para "proporcionar liquidez y profundidad" en dichos mercados. Traducción: El BCE imprimirá euros para comprar deuda "tóxica" que más nadie quiere comprar.

Con su anuncio de ayer, el banco central europeo está abriendo las puertas del infierno inflacionario.

Destino final para el euro:

Hiperinflación de Weimar
Hiperinflación de Weimar. Para 1923, salir de compras en alemania implicaba cargar una carretilla de billetes

YA no estamos hablando de un hipotético. Es sólo cuestión de tiempo.

Que no quepa duda, el plan de rescate de Grecia no es más que una curita, un paño caliente para un enfermo de cáncer. Cierto, es una curita masiva, de 750 millardos de euros. Pero el plan no resuelve ninguno de los problemas estructurales que afectan a la Eurozona.

Debería ser evidente que un problema de deuda excesiva no puede ser resuelto incurriendo en más deudas.

Pero nadie ha dicho que los políticos actúan con sentido común.

Los ministros afirman que van a defender al euro cueste lo que cueste. ¿Pero cómo se puede defender al euro imprimiendo 750 millardos de nuevos euros? Es absurdo.

Nadie parece preguntarse ¿de dónde vendrán los 750 millardos? Todos los países de la eurozona están endeudados hasta el cuello. Alemania puede aumentar los impuestos. La actual coalición hizo campaña prometiendo que iban a bajar los impuestos. Desde la CDU ya han anunciado que no habrá rebaja de impuestos por al menos unos cuantos años. De manera que la contribución alemana no va a salir directamente de los impuestos. El gobierno federal tendrá que endeudarse más para pagar su parte. Pero endeudarse más implica el riesgo de un aumento en las tasas de interés, lo cual arrojaría la ficticia recuperación de la recesión por las cañerías, en una economía que depende fundamentalmente del crédito barato.

La conclusión inescapable es que el Banco Central Europeo tendrá que monetizar la deuda, es decir, imprimir euros. De hecho, el Bundesbank ha anunciado que ya está comprando deuda soberana en los mercados.

En este ambiente, el último lugar en el que usted quiere estar es en activos denominados en euros. Entre las divisas extranjeras, las menos malas son el dólar canadiense y el australiano. Pero no lo ovide, las monedas de papel no flotan, sino que se hunden a distintas velocidades. Para protegerse del riesgo inflacionario, los metales preciosos son el dinero preeminente.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

Todavía no hay reacciones

powered by b2evolution free blog software

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!