29.07.10

Evadir impuestos no es "robar a la nación"

por Larry Correo electrónico  815 palabras

Todos los estatistas, chavecistas o no, propagan las mismas falacias día tras día. Una de las falacias más comunes es que evadir impuestos o dedicarse al contrabando es equivalente a "robar" a la nación o al estado. Veamos por ejemplo esta afirmación de Daniel Lara en Twitter (un militante adeco) respecto a la candidata a la Asamblea Nacional por el PSUV en Vargas Odalis Monzón:

¿Sabía usted que la candidata a la AN por el PSUV en #Vargas @OdalisMonzon tiene prontuario por robar a la Nación? http://bit.ly/99z1Nd

El enlace apunta a una decisión de un tribunal de control del estado Vargas, según la cual se decreta el sobreseimiento de la causa en contra de Monzón, a quien se le acusó en el año 1999 de "contrabando agravado".

Veamos el asunto con detenimiento. Lara acusa a Monzón de haber "robado a la nación" por sus supuestos actos de evasión de impuestos aduanales.

Para que una persona "A" robe a otra persona o grupo de personas "B", en primer lugar "B" debe ser dueño legítimo del bien que ha sido robado. Solamente hay tres formas posibles por las cuales "B" se puede hacer dueño de algo:

  1. Mediante un acto de apropiación original. El bien en cuestión era desconocido para el resto el mundo y "B" lo ha descubierto y transformado, "mezclando" la materia primordial o prima con su trabajo, para generar un bien o producto.
  2. Mediante un acto de producción original. El bien en cuestión no existía y "B" lo ha creado usando materias primas y herramientas que adquirió de manera legítimamente con anterioridad.
  3. Mediante un acto de intercambio voluntario. El bien en cuestión fue producido por una tercera persona "C" y "B" lo adquirió de ésta, dando a cambio "C" algún otro bien o servicio.

Todas las demás formas que usted se pueda imaginar de adquirir un bien se derivan de alguna de estas tres formas primordiales.

Decir que el contrabandista "robó a la nación" al evadir un impuesto, implica que "la nación" era la dueña original legítima del bien que está siendo robado. Como en este caso se trata de contrabando, un bien está siendo importado por un agente privado, es decir, el bien fue producido por alguien fuera del país y ha sido adquirido por el contrabandista, de manera que no podemos decir que "la nación" produjo nada de valor.

La única opción que queda es pensar que realmente fue "la nación" quien adquirió los bienes que están siendo importados mediante un acto voluntario de intercambio con "C", y que el contrabandista se está "robando" dichos bienes al evadir a las autoridades aduaneras. Esto es, desde luego, absurdo.

Lo que realmente sucede acá es que el estado ha decretado que él es dueño de todo lo que usted produce y por bondad le ha permitido quedarse con una parte de dicha producción. Desde este punto de vista, desde luego, cualquier exceso que usted decida preservar para usted es un "robo" a la nación. Semejante decreto carece de cualquier legitimidad.

Si yo decretara hoy que soy yo el dueño de todo lo que usted produce y que debido a mi infinita benevolencia yo le dejaré a usted conservar una fracción de dicha producción, nadie me tomaría en serio y mis afirmaciones serían descartadas de antemano como el producto de alguna forma de demencia megalómana. Y si yo me tomara en serio mi "decreto" y tratara de hacerlo cumplir por la fuerza de las armas yo sería condenado inmediatamente por toda persona decente y su derecho a defenderse de mis intentos de "colectar impuestos" no sería puesto en duda por ninguna persona con tres dedos de frente. Tales actos no son otra cosa que un intento de asalto o robo y están justamente prohibidos en cualquier sociedad, cuando quienes los intentan perpetrar son individuos comunes en el sector privado.

Pero cuando los individuos que padecen de semejantes megalomanías tienen un uniforme verde o una banda tricolor en el pecho, la historia es otra. Inmediatamente todo el mundo, chavecistas y anti-chavecistas, izquierdistas y derechistas por igual, caen víctimas de los mismos delirios.

Yo sé que van a argumentar que esos impuestos que el gobierno colecta son usados para proporcionar a los ciudadanos de ciertos servicios, que nadie más sino el gobierno puede proporcionar. ¿Pero qué hay de esas personas que no están interesadas en recibir los "servicios" que presta el estado? Es posible que usted pague sus impuestos "voluntariamente" en espera que el estado le proporcione algún beneficio, tal como la protección en contra de los criminales comunes. Pero la gran mayoría de la gente paga sus impuestos por el simple miedo a ser encerrado en una putrefacta prisión o a ser asesinado por algún criminal uniformado de verde o azul.

La persona que "evade impuestos" no hace nada distinto a la persona que cruza la calle cuando ve a malandro bien conocido acercarse por la misma acera.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

Todavía no hay reacciones

blogging soft

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!