13.10.10

Guerras monetarias en pleno desarrollo

por Larry Correo electrónico  764 palabras

El ministro de economía brasileño, Guido Mantega, expresó ayer su preocupación por la guerra de divisas a escala mundial que se encuentra en pleno desarrollo. Se refiere Mantega a la "carrera hacia el fondo" de las devaluaciones competitivas en la que se han envuelto varios países, con los Estados Unidos a la cabeza por un largo margen.

El ministro de Economía de Brasil, Guido Mantega, expresó hoy su preocupación por la "guerra de divisas" y pidió que se adopten acuerdos en la próxima reunión del G20, porque "Brasil no puede respetar el libre comercio si el resto lleva a cabo intervenciones".

En recientes semanas varios países latinoamericanos y asiáticos han intervenido para detener o desacelerar de alguna forma la estrepitosa caída del dólar en los mercados internacionales.

  • El Banco central de Brasil intervino la semana pasada, comprando 10.760 millones de dólares, tratando de evitar la subida del Real.
  • El Banco Central de Perú ha estado comprando dólares para evitar la subida del Sol. En lo que va de año, el BCP ha comprado casi 9 millardos de dólares.
  • En Colombia, el banco central ha estado comprando 20 millones de dólares diarios en su lucha futil por debilitar al peso y empobrecer más a la hermana república.
  • El Banco Central de la República Argentina está empeñado en crear más inflación de la que ya hay y ha comprado en Octubre más de 450 millones de dólares con nuevos pesos creados de la nada.
  • En Japón, el banco central está luchando ferozmente por destruir al Yen y salvar al dólar, batalla que hasta ahora parece estar perdiendo.
  • En Tailandia acaban de imponer un impuesto de 15% a las ganancias de capital y los intereses generados por las inversiones en bonos del gobierno tailandés, en un intento por frenar el flujo de capitales.

Piense por un momento lo absurdo de todas estas medidas. Los gobiernos están tratando de frenar la entrada de capitales a sus respectivos países. Toda la vida hemos sabido que la fuga de capitales es mala y que el ingreso de capitales es bueno. Pero no ahora. Todo el mundo quiere menos capital. Toda la vida hemos sabido que una moneda fuerte es buena y una moneda devaluada es mala. Los venezolanos en particular deberían tener este concepto bien claro, después de vivir casi 30 años de devaluaciones y recordar con nostalgia los años del dólar a 4,30 (antes de quitarle los 3 ceros al bolívar, claro). Pero no, ahora todos los gobiernos quieren tener monedas débiles, devaluando contínuamente respecto al dólar en esfuerzo vano por promover las exportaciones.

El problema es el siguiente: el dólar, que es la moneda de reserva mundial, está siendo devaluado por la Reserva Federal. Y por la misma razón que los países pobres están devaluando sus monedas. En los Estados Unidos son igualmente estúpidos y creen que depreciando al dólar van a estimular las exportaciones y así salir de la depresión en la que se encuentra la economía más grande del planeta.

Ben Bernanke, el presidente del banco central estadounidense, quiere reinflar a la economía por cualquier medio que esté a su disposición. Al final de cuentas todas las medidas tomadas y que tomará la "FED" se reducen a imprimir dólares hasta más no poder. Y el problema es que literalmente la FED nunca va a alcanzar el punto de "más no poder". El banco central puede imprimir tantos dólares como se le venga en gana al maníaco de Bernanke.

La guerra de divisas es por tanto una guerra que nadie puede ganar. Porque así como la FED puede imprimir infinitos dólares, el resto de los bancos centrales puede hacer exactamente lo mismo. Pero en ese proceso lo único que estarían logrando es destruir las respectivas monedas, empobreciendo a los respectivos pueblos y causando incalculables pérdidas económicas y disturbios de orden social.

Pues si todo el mundo está inflando frenéticamente al mismo tiempo, tarde o temprano el resultado será la hiperinflación de precios de todos los bienes de consumo. No existe una capacidad infinita de producir petróleo, cobre o maís.

No debería sorprender a nadie entonces que todas las materias primas se están disparando en precio. El oro en particular está a niveles máximos históricos y continúa su escalada con cada bala que se dispara en estas guerras monetarias.

La razón es sencilla: el oro no puede ser creado ad infinitum por la voluntad de los sicópatas banqueros centrales. Y el oro (y la plata) han funcionado históricamente como dinero.

Cuando todas las monedas están siendo devaluadas frenéticamente, los inversionistas buscan la protección de la única moneda que no puede ser devaluada por ningún banco central.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

1 Referencia

El Liberal Venezolano¿Por qué está bajando el dólar paralelo?
De @politicahoy

Viene bajando la cotización del US$ y nuestros ilustres economistas, calladitos: Miseria trae Miseria

Yo que me considero economista amateur, lejos de ilustre en cualquier caso, voy a aventurar una respuesta a la pregunta ¿por qué&he...
14.10.10 @ 11:58:56 -0430 VET
free open source blog

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!