26.11.10

Partidos Liberales y por qué casi siempre terminan poniendo la cómica

por Larry Correo electrónico  743 palabras

Hace poco me enteré que el Movimiento Libertario de Costa Rica había votado favorablemente una ley que prohíbe en ese país cierto tipo de actividad económica: la minería a cielo abierto. Luego me enteré a través de Juan Carlos Hidalgo que el ML apoya un presupuesto público deficitario y que expande el gasto del gobierno a 35% del PIB de la nación centroamericana. Aquí en Alemania, el partido liberal apoya los rescates financieros de los bancos y de los países en quiebra. Todas estas posiciones son claramente antiliberales. ¿Cómo es que los partidos que se proclaman liberales terminan apoyando medidas contrarias a los principios que pregonan?

Hay dos formas de hacer crecer a un partido político y acercarlo al poder: una es convenciendo a cada vez más gente de que la posición del partido es la correcta y la otra es cambiando la posición del partido para conformarla a la posición popular dentro de la opinión pública.

Un partido liberal debe oponerse tajantemente a cualquier medida que tienda a hacer crecer el poder del estado. Si no lo hace no es liberal. Pero esta posición —la posición correcta— no es siempre popular. De hecho, esta posición casi nunca es popular en la actualidad. Pues después de décadas y décadas de estatismo, la mayoría de la gente esta acostumbrada a esperar que el estado le resuelva los problemas. O por lo menos que le "eche una manito". Por ello la posición más popular casi siempre es la propone que el estado se involucre en todos y cada uno de los problemas que puedan afectar a la sociedad.

Es esa la razón por la cual todos los partidos políticos venezolanos son socialistas. La discusión entre estos partidos se limita a la forma en la que el estado debe intervenir para resolver un problema. Pero ningún político que se respete propone nunca que el estado no se debe meter. El estado siempre se tiene que meter. Cuándo y cómo es la pregunta. Esa es la posición popular.

El riesgo que corre todo partido de corte liberal es sucumbir a la forma más expedita de hacer crecer su popularidad entre la gente: cambiando sus posiciones liberales. El impulso para cambiar la posición liberal vendrá en la forma de un llamado al pragmatismo:

Para reducir el tamaño del estado (objetivo liberal), primero debemos llegar al poder. Y para llegar al poder en medio de una población acostumbrada al estatismo, debemos ofrecer al menos un poco de estatismo a los electores, para convencerlos de que voten por nosotros. Una vez que lleguemos al poder, reduciremos el tamaño del estado.

Pero esta "estrategia", por llamarla de alguna manera, es totalmente contraproducente. Porque un partido que llega al poder prometiendo intervención y luego no cumple su promesa, rápidamente pierde el favor del electorado. Mas aun, un partido que llegue al poder prometiendo intervención del estado y luego hace exactamente lo contrario, encontrará una feroz oposición entre quienes lo favorecieron originalmente.

Pero más importante es el hecho que un político que promete resolver problemas por medio del estado, lo más probable es que esté interesado en el poder y no en reducir el ámbito de acción del gobierno.

De manera que un partido liberal que pretenda ser serio debe evitar dos cosas como a la peste: el oportunismo y el pragmatismo.

El oportunismo porque eventualmente surgirá la ocasión en que un político estatista popular quiera enarbolar la bandera liberal (porque ha perdido influencia en algún partido socialdemócrata). El político le prometerá a los liberales su popularidad, con tal que relajen un poco sus estrictos principios anti-estatistas. Pero al relajar los principios e implementar medidas estatistas una vez en el poder, sabemos que las políticas resultantes fracasarán, lo cual traería como consecuencia el desprestigio de la ideología liberal, dado que el partido ha proclamado desde el principio de esa tendencia.

Un partido liberal debe ser radical y permanecer siempre radical, porque en el momento que se empieza a comprometer con los estatistas, automáticamente pierde la guerra por reducir el tamaño del estado y construir una sociedad libre y próspera.

Pragmatismo y oportunismo son las razones por las cuales todos los partidos liberales siempre han terminado poniendo la cómica, traicionando sus principios e implementando políticas que hacen crecer, en vez de reducir, el tamaño del estado.

Los liberales venezolanos que se encuentran actualmente en el proceso de formar un partido político deben pensar cuidadosamente cómo hacer para evitar repetir los errores que otros han cometido.

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

4 comentarios

Comentario De: ALBERTO MANSUETI [Visitante]
ALBERTO MANSUETIEXCELENTE LARRY LA PURA VERDAD
YO VENGO DICIENDO ESO MISMO HACE AÑOS Y POR ESO EN RELIAL ME LA TIENEN JURADA!
26.11.10 @ 15:31:56 -0430 VET
Comentario De: L.I.S. [Visitante]
L.I.S.¿Existe algún grupo liberal en Caracas al que yo me pueda unir? Estoy interesada, pero siento que no hay ningún partido u organización que me represente. Gracias.
28.11.10 @ 20:41:25 -0430 VET
Comentario De: Larry [Miembro] Correo electrónico
LarrySegún tengo entendido, hay grupos liberales que se están formando en varias partes del país. Para más información deberías escribir a contacto@plib-ve.org. Saludos.
30.11.10 @ 04:21:22 -0430 VET
Comentario De: Racional [Visitante]
*----
RacionalEn Venezuela hubo un golpe de estado orquestado desde EEUU y esto reconocido por EEUU. Otra cosa es que los partidos que tenéis sean populistas, ya sean falsamente liberales o falsamente socialistas.

Por cierto las medidas que son anti liberales se toman porque la ecología nos incumbe a todos, por fortuna hay gente que ve más allá de los "razonamientos" simplistas de Ayn Rand.
13.12.12 @ 00:56:19 -0430 VET
powered by b2evolution free blog software

The Venezuelan Libertarian

Contenido

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Valid XHTML 1.0!